MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y PREVISIÓN SOCIAL


  

“Si Carlos Mesa continúa sosteniendo que todo aquello es falso (…), abramos un juicio de responsabilidades; él era presidente”

Unidad de Comunicación
 
El ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Gonzalo Trigoso, habló hoy de la posibilidad de abrir un “juicio de responsabilidades” contra Carlos Mesa para que se “encuentre la verdad histórica” de la violenta represión de jubilados, el 15 de enero de 2003, en la localidad altiplánica de Calamarca.
 

Medios locales difundieron en las últimas horas una carta firmada por Mesa, en la que dice que el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión social "falta a la verdad” y tergiversa los hechos de aquel “episodio”, “con el objeto de dañar sin escrúpulo alguno la honra de una persona”.


El ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, declaró esta mañana a la red Patria Nueva que “si Carlos Mesa continúa sosteniendo que todo aquello es falso (…), yo creo que hay una solución, para evitar esto de estar en dimes y diretes, abramos un juicio de responsabilidades; él era presidente en aquel momento. Le corresponde un juicio de responsabilidades”.


“Investiguemos los hechos —prosiguió el Ministro—. Pediremos desarchivo de la documentación de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas. Llamaremos a la gente a atestiguar y que se encuentre la verdad histórica del asunto. Si Carlos Mesa sigue evadiendo el problema, evadiendo que hubo muertes, que se haga un juicio de responsabilidades”.


Casi al final de la entrevista, añadió que: “yo lo que quiero recordarle al señor Carlos Mesa es el quinto mandamiento: señor Carlos Mesa, el quinto mandamiento, el quinto mandamiento”.


Además, este sábado 16 de enero, Trigoso publicó una carta abierta en la que desmintió que el operativo contra los jubilados haya sido una “acción pacífica”, como dice Mesa en su misiva del 15 de enero de 2016.


El 14 de enero de este año, Trigoso dio una conferencia de prensa para la conmemoración de dos hechos históricos: el primero, la masacre de ocho dirigentes del MIR, en una casa de la calle Harrington (La Paz), el 15 de enero de 1981, durante la dictadura del general Luis García Mesa; y, segundo, la violenta represión de jubilados marchistas, el 15 de enero de 2003, en Calamarca; después de la cual, uno de los buses que transportaba jubilados evacuados por la fuerza, se accidentó, con el saldo de 11 muertos, entre ellos, seis jubilados.


El mismo día 14, esta cartera de Estado colgó en su página web un audiovisual con el título: “Un video muestra la violenta represión en contra de jubilados, en la presidencia interina de Carlos Mesa”; que contiene una parte introductoria sobre la Marcha por la Vida (1986) y material acerca de la represión de jubilados en Calamarca, el 15 de enero de 2003.


En su momento, el ministro Trigoso aclaró que casi el 90% de los jubilados reprimidos en Calamarca participó en la “Marcha por la vida”, porque provenía del sector minero, uno de los grandes afectados por las medidas neoliberales impuestas por el último gobierno de Víctor Paz Estenssoro (1985-1989) y que ocasionaron el despido de más de 27.000 trabajadores del subsuelo.


Este domingo, Trigoso recordó que en 2003 él asesoraba a los jubilados movilizados; y que reconstruye los hechos de la represión de este sector, en enero de 2003, porque fue testigo presencial de esta acción violenta.


Para la autoridad, no cabe la posibilidad de que con esta rememoración se esté afectando la dignidad de Carlos Mesa, como dijo en su carta (de 15 de enero de 2016) el expresidente.


“(En) las imágenes —dijo Trigoso—, vean esas compañeras jubiladas, desnudas prácticamente, a las dos de la mañana, a la vista de policías (…) Y esa no era la dignidad que se melló, el honor de mujeres de tercera edad, de jubilados (…)”. 


Consideró que el pueblo tiene memoria y que recuerda que “ha habido una intervención” y que “alguien ha ordenado esa intervención desde Palacio, y  que “hay cadáveres”.


Por tanto, no viene al caso que ahora Mesa se haga “la víctima”; o: "¿debe estar esperando que nos disculpemos? No sé, pues, sacaremos los cadáveres de sus tumbas para que le presenten disculpas”.


La represión del 15 de enero de 2003 dejó en la mayoría de los jubilados evacuados por la fuerza consecuencias psicológicas, según reportó en informes el Instituto de Terapia e Investigación sobre las secuelas de la tortura y la violencia estatal (ITEI), mencionado, este domingo, por el Ministro de Trabajo.

 


©2017 - Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social

 

GALERÍA DE FOTOS       Ver más fotos     

LA FEDERACIÓN DE MINEROS Y LA FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES DE SECUNDARIA VISITAN EL MTEPS
MTEPS, 17 de noviembre.- La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Federación de Estudiantes de Secundaria realizaron el primer encuentro Departamental de estudiabntes de secundaria del sector minero.