MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y PREVISIÓN SOCIAL


  

EE.UU. explota a niños y adolescentes en la actividad agrícola y critica a otros países

Unidad de Comunicación
 
Cada año, el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, eleva un informe global de la situación sobre las peores formas de Trabajo Infantil, este informe pretende a través del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, mostrar el avance sobre la eliminación de las peores formas de trabajo infantil en el mundo y califica a Bolivia como de avance mínimo. Pero no toma en cuenta el carácter protectivo del Código Niña, Niño, Adolescente de Bolivia y no dice nada acerca de la explotación infantil en la actividad agrícola en su país.
 
El Departamento de Estado divide a los países de acuerdo a cuatro criterios, los países que avanzaron considerablemente en la erradicación de peores formas de trabajo infantil, los que tuvieron un avance mínimo, los que no avanzaron y los que retrocedieron en sus esfuerzos por eliminar las peores formas de trabajo infantil. 
En el  informe publicado para el año 2014 Bolivia se encuentra, a criterio de los EEUU, entre los países con un avance mínimo, textualmente indica:
 “En 2014, Bolivia realizó un avance mínimo en los esfuerzos por eliminar las peores formas de trabajo infantil. El Ministerio de Trabajo aumentó su número de inspectores de trabajo de 78 a 95 y asignó a 9 de estos a investigaciones sobre trabajo infantil en zonas de alto riesgo. El gobierno también publicó una política nacional para combatir la trata de personas con el objetivo de aplicar la Ley Integral contra la Trata y Tráfico de Personas. Sin embargo, los niños en Bolivia se dedican a las peores formas de trabajo infantil, incluso en la agricultura y la minería. Bolivia ha recibido una evaluación de avance mínimo porque en julio de 2014, el gobierno aprobó un nuevo Código del Niño, Niña y Adolescente que permite a los niños que apenas tienen 10 años de edad trabajar por cuenta propia en ciertas condiciones. Esta medida socavó los avances realizados en la eliminación del trabajo infantil. Además, las Oficinas de la Defensoría de la Niñez, que según el nuevo código tienen que autorizar el trabajo infantil y ayudar a las víctimas del trabajo infantil, no existen o están mal financiadas en muchos municipios, dando lugar a que algunos niños queden desprotegidos y vulnerables ante las peores formas de trabajo infantil. El gobierno también carece de una política integral de trabajo infantil.”
Respecto al informe citado, cabe mencionar que la normativa boliviana de protección para la niñez y adolescencia plasmada en Ley Nº  548, no es comprendida por el departamento de Trabajo de Estados Unidos, quien ajeno a la concepción, la crítica, pese a que es uno de los pocos países que no han ratificado el convenio 138 de la OIT sobre la Edad Mínima de Trabajo. Alega  que en el sector agrícola, existe una actividad con carácter formativo y que no vulnera ninguno de los derechos de niñas y  niños, pero es de conocimiento a nivel mundial, que la actividad agrícola de los Estados Unidos, es llevada a cabo por gigantes empresariales,  que explotan a familias integras, niños, adolescentes y jóvenes migrantes, principalmente de Centro América. 
Según el estudio sobre la economía agrícola, por cada dólar que deriva de la venta de una fruta o verdura, el trabajador agrícola recibe 6 céntimos, es decir el 6% por el trabajo realizado, este tipo de trabajo incorpora casi en un 40 % a mujeres y niños, cuyos salarios es inferior a la de los trabajadores adultos y varones. Por diversas fuentes, se calcula que existen cerca de 800,000 niños trabajan en los campos agrícolas en Estados Unidos,  y es el sector peor pagado.
El trabajo realizado por niñas y niños en Estados Unidos, además de representar condiciones de explotación laboral, representan también por su naturaleza una forma de trabajo peligroso, por dejar expuestos a los niños y niñas a herbicidas, a pesticidas que son rociados por las avionetas sin importar su presencia.
El país que eleva un informe mundial sobre el estado situacional de las peores formas de trabajo infantil en el mundo, es uno de los países que tiene una deuda histórica con su niñez y adolescencia, una deuda que por ahora parece no estar en la agenda de atención ya que se perjudicaría los capitales de las grandes empresas agrícolas sustentadas por mano de obra infantil. 
El Código Niña, Niño, Adolescente, que desconoce el Gobierno de Estados Unidos, protege al niño trabajador. Los niños, a partir de los 10 años pueden trabajar por cuenta propia y a partir de los 12 años pueden trabajar de forma dependiente, bajo la condición de que se cumplan ciertas condiciones y que sea autorizado por la Defensoría de la Niñez.
Se puede otorgar la autorización cuando el trabajo no perjudica el derecho a la educación y no pone en peligro la salud, la dignidad ni el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes. Para todos los trabajos, es necesario contar con la libre voluntad y el consentimiento expreso  de los niños, niñas y adolescentes. 
Además, todos los niños, niñas y adolescentes deben estar inscritos  en un registro de niños, niñas y adolescentes enviado al Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social y al Ministerio de Justicia. Es decir que están sujetos a una supervisión especial.
 Los trabajos peligrosos, que pueden dañar a los niños y niñas figurarán en una lista que debe ser actualizada cada cinco años. Para estos trabajos no debe emitirse ninguna autorización bajo ninguna circunstancia. 
El trabajo remunerado en hogares ajenos solo es permitido a adolescentes a partir de 14 años de edad y debe también cumplir ciertas condiciones. 
Para el trabajo que se realiza en dependencia de un empleador, siempre debe existir un permiso de la madre, del padre o de otro apoderado. Antes de que se autorice el trabajo debe efectuarse un examen médico, que confirme la salud y capacidad física y mental para el trabajo a realizarse. El horario de trabajo no debe ser mayor a seis horas diarias y 30 semanales y debe finalizar antes de las 22.00. A todos los niños que tengan un empleador se les garantiza el derecho a la seguridad social. 
Para los trabajos por cuenta propia, que se pueden autorizar a partir de los 10 años de edad, los padres u otros apoderados están obligados a permitir que los niños y niñas asistan a la escuela, a encargarse de las condiciones laborales que le permitan al niño o a la niña descansar y participar en actividades culturales y en otras actividades. Los trabajos deben se finalizados antes de las 22.00. En ningún caso, deben realizarse trabajos que pongan en peligro la vida, la salud, la integridad o la imagen del niño o niña.

 


©2017 - Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social

 

GALERÍA DE FOTOS       Ver más fotos     

LA FEDERACIÓN DE MINEROS Y LA FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES DE SECUNDARIA VISITAN EL MTEPS
MTEPS, 17 de noviembre.- La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Federación de Estudiantes de Secundaria realizaron el primer encuentro Departamental de estudiabntes de secundaria del sector minero.