MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y PREVISIÓN SOCIAL


  

Las fuerzas de Marzana resisten el embate paraguayo, pero circula la noticia de una derrota

Unidad de Comunicación
 
“Las cuatro de la madrugada. Ante la presión de las avanzadas enemigas se han replegado nuestros puestos adelantados. Estamos listos. Va despejando la niebla. Los dientes castañean, es imposible dominar el temblor de las piernas…” (Alberto Taborga, Boquerón) Al amanecer del día 9 de septiembre, se inició por parte de los paraguayos el ataque al fortín Boquerón, con asaltos desde el interior del bosque y desde el campo, los que pugnaban por arrollar rápidamente la defensa. Pero hasta finalizar el día no lo lograron.
 
Las fuerzas de Marzana, por el nerviosismo de los primeros momentos, abrieron sus bocas de fuego dejando salir un derroche de proyectiles. La mortífera barrera de plomo paralizó a los atacantes. Un avión paraguayo fue sorprendido sobre el fortín por dos aviones bolivianos y se retiró a su base con varios impactos y llevando herido a su piloto el teniente Rocholl.
El resto del día, los regimientos paraguayos que atacaban el fortín fueron urgidos a ocho intentos de asalto. Llegaron a avanzar hasta 100 metros de las trincheras bolivianas en el sector izquierdo y hasta 40 metros en el de la derecha. Empero, el certero fuego de fusiles y ametralladoras de los defensores, diezmó las filas paraguayas haciendo imposible su propósito final. Las tropas bolivianas actuaban ya serenas y confiadamente al comprobar la terrible eficacia de sus disparos.
Al anochecer, los regimientos paraguayos renunciaron a su empeño. Cundió la desorganización en sus filas. Un oficial paraguayo ha descrito: “Los oficiales y soldados empezaron a remolinar en el gran cañadón” en busca de agua para aplacar la sed que corroía sus gargantas. Muchos de los más impacientes ganaron el interior del los montes para caer sorpresivamente sobre los camiones aguateros… y despojarlos de su carga… Otros tomaron el camino de Villa Militar…
En el Paraguay se trató de disimular el contraste, adormeciendo al pueblo por un lado, girando letras contra el porvenir, pues se hizo circular la especie de que Boquerón había sido retomado; y como se tenía la evidencia, dados los efectivos que se habían acumulado en su contra, que este acontecimiento debía ocurrir de un momento a otro, sobre tan feble base se lanzó una “batalla de prensa y propaganda” destinada a mantener en vibración el espíritu público y a minar subrepticiamente el ardor y el vigor que debían primar en esos instantes en la nación altiplánica.
Fuentes: Masamaclay de Roberto Querejazu Calvo y La Guerra del Chaco de Coronel Aquiles Vergara Vicuña 

 


©2017 - Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social

 

GALERÍA DE FOTOS       Ver más fotos     

LA FEDERACIÓN DE MINEROS Y LA FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES DE SECUNDARIA VISITAN EL MTEPS
MTEPS, 17 de noviembre.- La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Federación de Estudiantes de Secundaria realizaron el primer encuentro Departamental de estudiabntes de secundaria del sector minero.