MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y PREVISIÓN SOCIAL


  

Los bolivianos ya no disparan para ahorrar las municiones; los oficiales se “van acabando”

Unidad de Comunicación
 
Este día es el más trágico. Los augurios son nada alentadores. El. Capitán Ustárez ha sido abatido al practicar un reconocimiento sobre la picada a Yujra. Se van acabando los oficiales. Cayeron Juan de Dios Guzmán y Alfredo Vargas Yacen heridos: Banegas, Caro, Dávila, Peñaloza, López Sánchez, Miranda, Daza, Aguirre.
 
Al amanecer del 17 y durante dos horas, la artillería y los stockes bombardearon el fortín, tratando de destrozar los nidos de ametralladoras. A las 8 empezó la actuación de la infantería. Todas las unidades al aproximarse a las trincheras bolivianas, se extrañaron de no recibir fuego. Las fuerzas de Marzana, “midiendo el peligro”, obedecían la orden de su comandante de ahorrar la poca munición que les quedaba y disparar sólo a blancos visibles y próximos. Los aviones bolivianos habían arrojado bultos con munición el día anterior, pero casi todos los proyectiles se inutilizaron con el golpe. A penas, 916 resultaron útiles. En la tarde, la mayoría de las fuerzas paraguayas estaba en posición de apronte para el esfuerzo final. El parte del destacamento Palacios informó: “Batallón ocupa un frente de 450 metros… Las tropas se hallan a 40 metros de la línea enemiga fortificada… Deseo saber hora del asalto”. El parte del regimiento Curapaity explicó: “Batallón Paredes continúa avanzando, esperamos que caiga la Punta Brava hasta antes de la noche”.
Voy perdiendo la fe. Si Ustárez  ha muerto, ¿por qué  habré  yo de librarme? Un  hombre  tan dueño  de sí,  parece  imposible  no  hubiera podido  hurtarse a  la fatalidad.  Mando a mi estafeta a preguntar por  el estado  de Manchego.  Vuelve  y  no  necesito  interrogarle...     Manchego,  el  bravo   Manchego,   ¡también  ha muerto!
Leños en forma  de cruz, marcan  las tumbas de dos hombres  que un  día se conocieron  en un  incidente casual  y,  otro,  se volvieron a encontrar en las  encrucijadas de  la vida,  para   bajar  juntos a  la  misma hora, defendiendo dos banderas distintas, pero  a cual más  heroicas.  Ellos  son: el  Capitán Tomás F.  Manchego y el Teniente Fernando Velásquez,  de los Ejércitos boliviano  y paraguayo,  respectivamente.

 


©2017 - Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social

 

GALERÍA DE FOTOS       Ver más fotos     

LA FEDERACIÓN DE MINEROS Y LA FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES DE SECUNDARIA VISITAN EL MTEPS
MTEPS, 17 de noviembre.- La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Federación de Estudiantes de Secundaria realizaron el primer encuentro Departamental de estudiabntes de secundaria del sector minero.