MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y PREVISIÓN SOCIAL


  

El Ministerio de Trabajo respalda el artículo del Procurador Héctor Arce: “Habilitación por renuncia”

Unidad de Comunicación
 
El Ministerio de Trabajo respalda el artículo del Procurador Héctor Arce; “Habilitación por renuncia”. “El pueblo soberano tiene todo el imperio para decidir mediante su voto el gobierno y el presidente que desea que dirija los destinos del país”, señala el Ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, en una carta pública dirigida al Procurador.
 

A continuación el texto de la misiva.

LA PAZ, 17 DE ENERO DE 2017

 

 

Señor

Dr. Héctor Arce Zaconeta

PROCURADOR GENERAL DEL ESTADO

ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA

Presente.-

 

Distinguido Procurador General del Estado:

 

Mediante el artículo intitulado La habilitación por renuncia en Bolivia, Ud. establece las siguientes tesis:

 

  1. A cada estructura social corresponde un determinado ordenamiento jurídico cuya fuente también emana de los precedentes históricos como referente para su base normativa.
  2. La habilitación por renuncia para postulación a nuevo periodo constitucional, tanto para el cargo de presidente como  vicepresidente en Bolivia es parte coherente a nuestra realidad histórica.
  3. Para que un mandato se considere un periodo constitucional…, el mismo debe ser cubierto en su integridad…, si esto no ocurre, éste no es considerado como si fuera un periodo constitucional.

 

Al respecto Ud. hizo referencia a tres ejemplos históricos, correspondientes a la situación jurídica política acontecida con el presidente René Barrientos Ortuño, el vicepresidente Jaime Paz Zamora y el propio presidente Evo Morales Ayma. Lo cual ilustra con una serie de datos documentales que respaldan su posición de manera adecuada al objeto analizado.

 

Algunas personas han criticado su posición señalando que si el presidente Evo Morales se repostula utilizando un camino constitucional que así lo permita, se trataría de una autocracia cuando no de una dictadura.

 

Nada más ajeno a la esencia de lo que es la democracia, que se cimienta sobre el voto ciudadano y la voluntad general. El pueblo soberano tiene todo el imperio para decidir mediante su voto el gobierno y el presidente que desea que dirija los destinos del país. Pretender que escenarios históricos queden disecados por momentos electorales coyunturales no es correcto; prueba de ello dio el presidente Evo Morales cuando se sometió a un referéndum revocatorio, habiendo podido proclamar que su periodo debía concluir conforme a ese histórico voto de 53.7% que obtuvo el 18 de diciembre de 2005; o cuando renunció a parte de su primer mandato presidencial para que las bolivianas y los bolivianos decidan sobre quién debe gobernar en el país en el 2009.

 

Sin embargo los ejemplos en Bolivia sobre mandatos presidenciales y vicepresidenciales que se producen en forma continua, son muchísimo más.

 

Entre algunos de ellos, le hago presente dos diferentes casos: del Dr. Hernán Siles Zuazo y del Mcal. Andrés de Santa Cruz y Calahumana.

 

En el caso del Dr. Hernán Siles Zuazo, se tiene que el 6 de mayo de 1951 en las Elecciones Generales, convocadas por el gobierno de Mamerto Urriolagoitia[1], la candidatura de Víctor Paz Estenssoro para Presidente y Hernán Siles Zuazo como Vicepresidente del Movimiento Nacionalista Revolucionario ganó con el “voto calificado” de 54.129 bolivianos, que representaba el 43% del total del electorado. [2]

 

En aquel tiempo se trató de un triunfo electoral histórico del pueblo boliviano contra la rosca minero-feudal[3].

 

Antes del 6 de agosto de 1952, fecha en la que se debió posesionar al Gobierno elegido democráticamente, la oligarquía desconfiando de su propio mecanismo de democracia decidió no entregar el poder, por lo que el 16 de junio de 1951 el presidente en ejercicio, Mamerto Urriolagoitia, renunció al cargo y dejó el Gobierno en manos de una junta militar presidida por el Gral. Hugo Ballivian Rojas (lo que se conoció como “el mamertazo”). Ante esa realidad social y política, se produjo la Revolución Nacional de 9 de abril de 1952.

 

Luego de los combates del 9 al 11 de abril y producido el triunfo popular, Hernán Siles asumió el mando del país como vicepresidente constitucional como reza el Decreto Supremo No. 3027 de 12 de abril de 1952, mediante el que posesionó a su gabinete ministerial.

 

Empero, ese mismo día 12 de abril de 1952 dicta el Decreto Supremo No. 3038 en el cual se declara presidente provisional de la república en ejercicio del poder ejecutivo.

 

Ambivalencia de cargos que mantuvo indistintamente hasta el 15 de abril de 1952.

 

Pero ante los problemas internos y el programa político-económico inmediato a aplicar, renunció al cargo y canalizó la posesión de Víctor Paz como presidente electo.

 

Así pues, Hernán Siles fue Vicepresidente de Víctor Paz durante el periodo gubernamental de 1952 a 1956. Al respecto, debe tenerse en cuenta que aunque el gobierno revolucionario de 1952 declaró la vigencia de la Constitución Política del Estado de 1945, misma que señalaba en su Artículo 85 que el periodo constitucional del presidente y vicepresidente era de seis años improrrogables, no pudiendo ser reelectos ninguno de los dos sino pasados seis años[4], después de cuatro años y meses de gobierno, interrumpido su mandato, se realizaron nuevas elecciones generales el 17 de junio de 1956.

 

Los comicios electorales fueron convocados mediante Decreto Supremo No. 4361 de 5 de abril de 1956, mismo que establecía como primer considerando “Que es propósito del Gobierno de la Revolución Nacional normalizar la vida institucional del país, constituyendo los Poderes Públicos mediante el ejercicio del sufragio universal”, apelando así al supremo soberano: el pueblo; asimismo, establecía que se realizarán con arreglo a las disposiciones del Estatuto Electoral de 9 de febrero de 1956[5], que disponía en su Artículo 126 que “El presidente y vicepresidente de la República podrán ser reelectos o el vicepresidente ser electo presidente, por el periodo inmediato siguiente. También podrán ser electos como senadores o diputados. Para estos casos no es necesario la previa renuncia y dejación de funciones a que se refiere el inciso 1) del artículo 125”. Finalmente, el Artículo 4 del Estatuto Electoral citado establecía una excepción, que por esa vez, quedaba modificada la disposición del Artículo 119 del Estatuto Electoral, referida a que las elecciones se efectuarían por lo menos sesenta días antes de la fecha en que finalicen los mandatos, es decir dos meses.

 

Instituido el voto universal[6], que ampliaba el universo de lectores y electoras,[7] los resultados de la elección de 1956 dieron el triunfo a la candidatura presidencial de Hernán Siles a la presidencia y Ñuflo Chávez Ortiz a la vicepresidencia, habiendo jurado Siles al cargo de presidente el 6 de agosto de 1956 y hecho dejación del cargo a la finalización de su periodo el 6 de agosto de 1960.

 

Ahora bien, en los hechos el Dr. Hernán Siles Zuazo tuvo cuatro mandatos continuos: i. El primero, de 11 de abril de 1952 al  12 de abril de 1952 como vicepresidente; ii. El segundo de 12 de abril de 1952 a 15 de abril de 1952 como presidente; iii. El tercero de 15 de abril de 1952 al 6 de agosto de 1956 como vicepresidente; y, iv. El cuarto de 6 de agosto de 1956 a 6 de agosto de 1960 como presidente.

En el primer y segundo caso Hernán Siles no cumplió con su periodo presidencial y dejó y reasumió el de vicepresidente, mandatos revolucionarios impuestos por el triunfo político-militar del pueblo contra la rosca, ya que sólo estuvo algunos días. El tercero, de ninguna manera impedido por la Constitución Política del Estado de 1945, vigente en ese momento, que no permitía prórroga y prohibía la reelección sino pasados seis años desde la terminación de su mandato, también fue acortado por el D.S. No. 4361, de 5 de abril de 1956, citado líneas arriba, apelando al voto del soberano mediante el ejercicio del sufragio universal. Y el cuarto concluido en el marco del Estatuto Electoral de 1956[8].  

 

Lo propio sucedió durante el extenso gobierno del Mcal. Andrés de Santa Cruz Calahumana de 1829 a 1839. La Constitución Política del Estado de 1831 en su Artículo 70 dispuso que: la duración del presidente de la República, será la de cuatro años; y podrá ser reelecto, conforme a los artículos 66 y 67. Misma situación aconteció con la Constitución Política del Estado de 1834 que en su Artículo 72 ratifica lo señalado por el texto constitucional ya citado. Téngase en cuenta que además el presidente Andrés de Santa Cruz lo fue por cuatro oportunidades. En 1829 ante la salida del Mcal. Sucre que no designó conforme a la Constitución Bolivariana de 1826, luego por decisión de la asamblea general constituyente de 1831, nuevamente por el congreso constituyente de 1834, y posteriormente por imperio de la conformación de la Confederación Perú-Boliviana.

 

Entonces ¿Hace falta recordar mas hitos histórico-jurídicos de nuestro país para comprender que los pueblos tienen el derecho mediante el voto de decidir su futuro y destino, en este caso la consolidación de la Revolución Democrática-Cultural incoada a la cabeza del Presidente Evo? ¿Es necesario aclarar que nosotros los bolivianos tenemos la última palabra en las urnas sin paradigmas impuestos por sociedades homogéneas, inmóviles, indiferentes a las diferentes realidades sociales que la dogmatizaron?

 

Debemos defender nuestra democracia, la que vamos creando en la dinámica de la historia boliviana, debemos defender la ejecución del Plan de Desarrollo Económico y Social 2016 - 2020, aprobado mediante Ley de 10 de marzo de 2016, debemos defender el cumplimiento de la “Agenda Patriótica del Bicentenario 2025”, aprobada mediante Ley 650, de 19 de enero de 2015. Debemos hacerlo en urnas, sin miedo, con la posibilidad de elegir sin limitaciones a nuestros gobernantes.

 

 

 

Abog. José Gonzalo Trigoso Agudo

MINISTRO DE TRABAJO,

EMPLEO Y PREVISIÓN SOCIAL

 



[1] Decreto Supremo No. 2349, de 18 de enero de 1951.

[2]El triunfo de la candidatura de Víctor Paz Estensoro (en el exilio) y Hernán Siles Zuazo por mayoría relativa, confirmo la declinación definitiva de una época. El MNR gano la elección con 54.129 votos (43%). La candidatura oficial de Gabriel Gosalvez y Roberto Arce consiguió 40.381 votos (32%). Bernardino Bilbao Rioja (FSB) 13.259 votos (10,5%) era la primera vez que FSB presentaba candidato a una elección presidencial, las tres candidaturas restantes, dos que representaban a la minería y la de José Antonio Arze del PIR, fracasaron con menos del 5% de la preferencia de los votantes. El PIR pago el precio de sus graves errores al aliarse con los más conspicuos representantes de la llamada rosca.” Carlos D. Mesa Gisbert, José de Mesa y Teresa Gisbert, “Historia de Bolivia”, Pg. 529, 9º ed., Ed. Gisbert y Cia. S.A, La Paz, Bolivia 2016.

[3] Alianza entre los Barones del Estaño (Los grandes empresario mineros: Patiño, Hotschild y Aramayo, los terratenientes dueños de haciendas latifundistas con pongos y colonos -población Aymara y Quechua- que realizaban trabajo semi servil)

[4] Las reformas constitucionales de 20 de septiembre de 1947 (Después del colgamiento de Villarroel el 21 de julio de 1946) del Gobierno de la rosca presidido por Enrique Hertzog, modificaron el Artículo 85 de la Constitución Política del Estado, estableciendo cuatro años como periodo de Gobierno improrrogables y sin derecho a reelección continua.

[5] Decreto Supremo No. 4315 de 9 de febrero de 1956.

[6] Decreto Supremo No. 3128 de 21 julio de 1952, complementado por el Decreto Supremo No. 3156 de 23 agosto del mismo año.

[7]De 204.000 inscritos para las elecciones de 1951 a 1.119.000 en 1956” Pg. 569,  Mesa, Mesa, Gisbert 2016.

[8] Articulo 128 “El  Presidente y Vicepresidente de la República son elegidos directamente por el pueblo, por simple mayoría de votos. Duraran cuatro años en el ejercicio de sus funciones y podrán ser reelegidos o el Vicepresidente ser elegido Presidente en las condiciones que establece el Articulo 126.”

 


©2017 - Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social

 

GALERÍA DE FOTOS       Ver más fotos     

LA FEDERACIÓN DE MINEROS Y LA FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES DE SECUNDARIA VISITAN EL MTEPS
MTEPS, 17 de noviembre.- La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Federación de Estudiantes de Secundaria realizaron el primer encuentro Departamental de estudiabntes de secundaria del sector minero.