MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y PREVISIÓN SOCIAL


  

¡FELICIDADES A TODAS LAS MUJERES BOLIVIANAS EN SU DÍA!

UCOMTEPS
 
Con motivo de conmemorarse este 11 de octubre, el DÍA DE LA MUJER BOLIVIANA, en honor a la poetiza Adela Zamudio, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, a través de la Dirección General de Trabajo, Higiene y Seguridad Ocupacional, mediante Comunicado 023/13, dispone para este día, tolerancia para todas las mujeres trabajadoras de la administración pública, a partir de horas 12:30, en reconocimiento a su valentía, esfuerzo, sacrificio y fortaleza para asumir diferentes roles tanto dentro como fuera de su hogar. Asimismo, el comunicado
 
señala que las oficinas de Recursos Humanos de las instituciones públicas son las encargadas de velar por el cumplimiento del presente comunicado, en tanto en el sector privado, se deberá adecuar esta determinación por acuerdo entre partes, considerando sus modalidades de trabajo. ALGUNOS DATOS El 11 de octubre se recuerda el nacimiento de la gran educadora y poetiza Adela Zamudio, quien, a través de su obra literaria y fecundo trabajo como maestra, encarna el ideal femenino de tantas madres, hijas, esposas, estudiantes, profesionales y trabajadoras bolivianas. Adela Zamudio nació en una quinta cochabambina, en 1854. Fue bautizada como Paz Juan Plácida Adela Rafaela Zamudio Ribero. Sus padres eran propietarios de minas en Corocoro, en el departamento de La Paz, pero se encontraban de vacaciones en Cochabamba cuando ocurrió el parto. Pasó su infancia en Corocoro, donde estuvo hasta los seis años. Luego, los intereses económicos de la familia les llevaron a instalarse en la finca de Corani, en Cochabamba. Según se dice, en ese tiempo Adela solía visitar la casa solariega de Nataniel Aguirre, el autor del afamado libro “Juan de la Rosa”, quien impactó grandemente en el espíritu de la futura poetiza. La Alondra Solitaria Adela fue autodidacta. A los quince años había publicado su primer poema, que fue titulado “Dos Rosas”. Para entonces ya firmaba con el pseudónimo de “Soledad”, nombre que delata la melancolía de su carácter. Hacia 1887, publicó su primer libro en Buenos Aires. “Ensayos Poéticos” fue acogido positivamente por la crítica y los lectores, dándole a Adela la seguridad y confianza para moverse con soltura en los ámbitos literarios. De carácter trasgresor e inconformista, Adela luchó por ser aceptada en el magisterio profesional hasta que en 1890 logró ingresar en la escuela San Alberto de Cochabamba, donde comenzó una fecunda actividad pedagógica orientada a defender el derecho de la mujer a recibir una educación de excelencia y a eliminar toda traba y prejuicio que en ese entonces atentaban contra la formación académica y espiritual de las jóvenes bolivianas. En 1905, fundó la primera escuela fiscal para señoritas y que dirigió hasta 1920, cuando fue promovida como directora del Liceo para Señoritas. A tiempo de desarrollar su actividad pedagógica, Adela Zamudio reclamó a través de escritos publicados en varios medios de comunicación, por la necesidad de introducir el laicismo en los programas académicos nacionales. Además, lanzó algunas propuestas audaces para la época, como la instauración del matrimonio civil, el derecho al divorcio y la separación de los poderes de la Iglesia Católica y del Estado. Desde el Liceo, impulsó la enseñanza gratuita y laica, denunció fuertemente el “primitivismo patriarcal” de la sociedad y la explotación y dominación imperante.
 


©2017 - Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social

 

GALERÍA DE FOTOS       Ver más fotos     

LA FEDERACIÓN DE MINEROS Y LA FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES DE SECUNDARIA VISITAN EL MTEPS
MTEPS, 17 de noviembre.- La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Federación de Estudiantes de Secundaria realizaron el primer encuentro Departamental de estudiabntes de secundaria del sector minero.