La colonización española que sufrieron los pueblos indígenas fue tan tremenda, tan dura que “los indios de las Américas que sumaban no menos de 70 millones de habitantes, o quizás más cuando los conquistadores aparecieron en el horizonte, un siglo después se habían reducido a un total de 3,5 millones de habitantes.

Fue un genocidio”, comentó el expositor y exdirigente sindical del magisterio Sergio Gallardo, durante su exposición en la Escuela de Formación Política y Sindical que se desarrolla en el salón de reuniones de la Central Obrera Departamental de Tarija.
Gallardo presentó el tema “Descolonización en el Estado Plurinacional de Bolivia”, en la misma participan más de 60 representantes y dirigentes de organizaciones sindicales, federaciones y sindicatos de trabajadores en salud, maestros, universitarios, amas de casa, trabajadores petroleros, fabriles y del sector de luz y fuerza.
Gallardo explicó que el intelectual Jean Paul Sartre comentó que en esas épocas, desde 1492, cuando los españoles habían incursionado en estas tierras, consideraban que los indígenas no eran “hombres” y se empeñaron en reducir sus habitantes, justificando de ese modo la explotación y el genocidio.
Mencionó lo que argumentó Eduardo Galeano sobre este proceso tomando criterios de Darcy Ribeiro, justamente los datos de este intelectual revelan que la población en estas tierras, sumaban más de 70 millones de habitantes y después de un siglo fue reducida a un total de 3,5 millones.
La población normalmente crece, pero en situación de sometimiento, dominación y maltrato que brindaron a los indígenas, ocasionaron que la población se redujera sustancialmente a punta de bala, uso de sables o inclusive matanzas, dijo el dirigente.
Pero no solo redujeron la población a punta de violencia, dominación y constante maltrato, sino también robaron lo que producían estas tierras. “Había que entregarle todo al español”, se estima que con la cantidad de plata que saquearon de las minas se podía construir un puente desde estas tierras hasta Europa, explicó Gallardo.
Considerando los relatos históricos sobre la colonización que sufrió el pueblo indígena, esa dominación fue posible porque las creencias decían que los hijos del sol llegarían a estas tierras, y que eran hombres blancos. Cuando se produce la llegada de los españoles, los indígenas pensaron que eran los hijos del sol y se arrodillaron a ellos y “se hacían matar porque pensaron que era la voluntad de Dios”, explicó el expositor.
Pero pasó un buen tiempo y alrededor de 1530 se dieron cuenta que no eran dioses, que por el contrario “eran unos pillos de lo peor y por ese motivo Manco Inca, fue uno de los primeros que se sublevó a tal punto que el Papa declaró que los indígenas son hombres”.
Sergio Gallardo explicó que por este motivo, cuando en el nuevo Estado Plurinacional de Bolivia se planteó el proceso de descolonización, esto tiene un gran significado, incluso generó manifestaciones de alegría, ese el caso de la población afro boliviana que está asentada en la zona de Los Yungas, en el departamento de La Paz, que expresan su alegría con su música.
Al igual que los indígenas, la población afro boliviana fue la que sufrió los rigores de la colonia, la explotación y el genocidio. En este proceso de descolonización, se vive una liberación y se alienta la vigencia de las manifestaciones culturales y el reconocimiento de los derechos de los pueblos.

Comparte