“En varios países de la región se ensayaron modelos post neoliberales que permitieron que el Estado adopte un firme protagonismo en la producción de la riqueza y en el ordenamiento de la gestión económica, priorizando los intereses nacionales y a las clases populares”, explicó el analista político Raúl García Linera, en la Escuela de Formación Político y Sindical de Oruro.

La Escuela arrancó sus actividades en la jornada de hoy, y participan alrededor de 60 dirigentes de organizaciones sindicales que forman parte de la Central Obrera Departamental.
Raúl García explicó que en Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Nicaragua desarrollaron acciones para la redistribución de la riqueza que comenzó a cerrar las brechas de la pobreza. Bolivia tenía una profunda desigualdad porque el 10 % de la población tenía 130 veces más que el 10 % más pobre, esa era la inequidad.
En los últimos 14 años, en todos estos países mucha gente salió de la extrema pobreza, en el caso boliviano, la mayoría de los municipios se encontraban en situación de pobreza, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Ese era el país que había construido el neoliberalismo.
Entonces los gobiernos identificados con el pueblo, adoptaron un modelo económico que pone en marcha un Estado que deja de ser regulador de la economía y “pasa a ser la locomotora de la economía, es el que distribuye la riqueza y brinda protección a los más vulnerables”, señaló Raúl García.
En Bolivia, lo interesante es que aplica un modelo virtuoso porque este Estado “apostó al mercado interno, el modelo neoliberal había apostado a la exportación y a la reducción del salario y esto estranguló el mercado porque la gente no tenia plata para comprar, apenas sí se podía sobrevivir”, explicó el expositor.
Describió que durante el modelo neoliberal, los bolivianos compraban lo esencial para sobrevivir, y se sacrificó a la producción agrícola que tenía que competir con la extranjera, con las importaciones de productos como papa, manzana y otros. También compraban ropa usada porque no alcanzaba el dinero.
Esta situación comenzó a estrangular a los pequeños talleres, a los productores de alimentos, y todo se comenzó a complicar porque todos los productos eran de afuera, todo era de las transnacionales.
Si bien, los países que forman parte de Latinoamérica aplicaron un modelo post neoliberal, en varios años y con resultados buenos, en Argentina, Brasil y otros países hubo un retorno al neoliberalismo. En ese escenario el Gobierno de Macri, por ejemplo, afectó a la Argentina, el dólar valía 9 pesos, hoy está en 60. Señaló Raúl García.
Lo que es peor, por intentar resolver los problemas causados por sus propias medidas, Argentina adquirió una deuda de 200 mil millones de dólares y hubo una fuga de capital de 150 mil millones de dólares, “nuestro país tiene una deuda de 10 mil millones de dólares”, comparó.
Las actividades de la Escuela proseguirán este 6 de septiembre con el análisis de temas relacionados con la resolución de conflictos y la estrategia antiimperialista en la actual coyuntura que vive Latinoamérica.

Comparte