“En este siglo la estrategia antiimperialista de los pueblos de América Latina se nutren de las fuentes socio políticas de los años 60 y 70, de las comunidades eclesiales de base y el guevarismo, así como de la memoria larga de las luchas indígenas”, indicó el Director General de Asuntos Sindicales, Freddy Auza en la Escuela de Formación Político Sindical de Cochabamba.

En la Escuela que se realizó durante los días 11 y 12 de septiembre en instalaciones en el Complejo Fabril, participaron 58 dirigentes sindicales y representantes del sector universitario, constructor, municipales, salud, magisterio rural, jubilados, de la Fejuve, trabajadores de caminos, campesinos, fabriles, regantes y profesionales.
Se trata del tercer módulo de la Escuela, donde Freddy Auza presentó el tema “Estrategia antiimperialista en la nueva coyuntura Latinoamericana-Resistencia de los Pueblos”, y destacó que los movimientos sociales actuales tienen rasgos comunes con aquellas que lucharon en el pasado y encarnan esas herencias.
Son organizaciones que se estructuran revalorizando la identidad cultural porque además definieron un nuevo papel a las mujeres que forman parte de éstas, “les otorgan nuevas y renovadas formas de lucha”, añadió Auza.
Pero también, los movimientos sociales tienen desafíos que deben afrontar para fortalecerse y crecer, por ahora “presentan debilidades tales como la fragilidad organizativa, inmadurez en la consciencia política y el peligro de que la espontaneidad sea la que guíe su acción política”, reflexionó ante los participantes de la Escuela.
En ese sentido, es vital que continúen con su formación política porque sólo así se fortalecerán para encarar la resistencia antiimperialista en estos tiempos.
La Escuela de Formación Política y Sindical de Cochabamba se realizó en coordinación con la Central Obrera Departamental y la noche de este 12 de septiembre fue clausurada, luego de la evaluación sobre el desarrollo de la actividad.

Comparte