Un grupo de 90 mujeres privadas de libertad que se encuentran en el Centro de Rehabilitación de Palmasola, de la ciudad de Santa Cruz participó en el taller sobre autoestima y derechos fundamentales. La actividad se realizó hoy en dicho recinto y fue dirigido por Anahí Alurralde, del Área de Género de la Unidad de Derechos Fundamentales en coordinación con Régimen Penitenciario.

Anahí Alurralde expuso el tema: “Autoestima y Resilencia” como aquella capacidad que tiene una persona o grupo de recuperarse ante la adversidad y seguir proyectando el futuro. “En ocasiones, las circunstancias difíciles o los traumas sufridos permiten desarrollar recursos que se encontraban latentes y que el individuo desconocía hasta el momento”, dijo Alurralde.
En el taller, las participantes trabajaron en cuatro grupos donde analizaron los temas relacionados con la autoestima y cómo ésta afecta e incide en su entorno más cercano. Aunque al inicio del taller hubo alguna resistencia a la actividad, luego las mujeres se involucraron plenamente en el trabajo.
Alurralde explicó que las participantes por diferentes motivos están en Palmasola, pero tienen muchos motivos por las cuales deben luchar, principalmente por su familia e hijos, en ese afán se dedican a distintas actividades como la jardinería, el tejido, la elaboración de joyas artesanales, la pintura y otras. Algunas aprenden primeros auxilios.
Tras el trabajo de los grupos, las mujeres concluyeron que a partir de entenderse unas a otras podrán construir una red de mujeres que les permita seguir adelante, recordaron los sueños y metas que tenían antes de llegar a ese centro, y decidieron sobrellevar la situación.
Así también Anahí Alurralde explicó los alcances de los derechos fundamentales y en qué consisten estos derechos al que deben acceder las personas, las internas comprenden que estos derechos serán exigidos una vez que cumplan con la sanción impuesta y cuando retornen a su actividad laboral.

Comparte