El escritor y filósofo argentino Néstor Kohan destacó la iniciativa del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social que edita libros clásicos sobre teoría marxista e historia del movimiento sindical, destinados a los trabajadores y a los sindicatos. “Realmente es un hecho político cultural (importante) que exista una colección sindical de este tipo de publicaciones, a parte son ediciones prolijas”.

Kohan señaló que en Argentina sería impensable este tipo de actividades, no solo en las Centrales Sindicales, ni hablar del Ministerio de Trabajo. “El Ministerio de Trabajo de mi país está al servicio de las empresas así que, cualquier ejemplar de esta colección, si te agarran con el libro te meten preso”.
Consideró que en esta época, incluso que las Centrales Sindicales incursionen en esta iniciativa y encontrar una colección de estas características, sería difícil, por eso, “me puse muy contento y se los quería comentar porque a veces cuando uno está acostumbrado a algo lo toma como normal o natural y no lo es”.
El escritor consideró que es importante que en Bolivia se estén publicando los mejores libros como en otras épocas cuando venían de Barcelona o de México, hoy vienen de Bolivia. “Están mucho más adelantados que Brasil y México y quería destacar eso, sobretodo en esta época en que se decide el futuro de Bolivia”.
Sobre los 70 títulos que lleva publicando el Ministerio de Trabajo como parte de la colección de la Biblioteca Laboral, Kohan expresó que gran parte de esta colección es formidable. “Hasta ahora conocía la colección de la Vicepresidencia que es buena, pero en este viaje conocí otra igual de buena, que es esta colección laboral que tiene más de 70 títulos y quedé impresionado”, dijo.
Muchos de los libros que publicó el Ministerio de Trabajo son clásicos y se refieren no sólo a la historia popular boliviana sino latinoamericana también. En la colección están los clásicos bolcheviques que no se encuentran fácilmente, y “es la primera vez que veo publicado por una colección sindical para la clase trabajadora, es un hecho cultural impresionante”.
Expresó su alegría al encontrar entre las publicaciones del Ministerio de Trabajo, libros clásicos que se constituyen en verdaderas joyas bibliográficas, que no se encuentran fácilmente y es la primera vez que ve publicaciones de esta naturaleza, en síntesis la colección completa es brillante, resaltó.
“Quien viene de afuera se sorprende mucho. Deben tener parientes en Argentina y seguro les cuentan cómo se vive en mi país, esto también es la diferencia de cómo se está viviendo allá, no se editan libros ni mucho menos se distribuyen libros gratuitamente. “No es algo anecdótico, a la hora de decidir el futuro del país hay que tomar en cuenta”.
El escritor argentino opinó que el país está mucho más adelantada que Brasil y México, y es pertinente destacar esto, sobretodo en esta época en que se decide el futuro de Bolivia.

Comparte