Ministro Héctor Hinojosa defiende política salarial del gobierno en conferencia de la OIT

 “La fijación del salario mínimo nacional en nuestra realidad ha servido como un mecanismo de distribución de la riqueza, obliga a los empresarios a compartir las utilidades que como nunca en la historia de Bolivia han obtenido”, expuso el Ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Héctor Hinojosa Rodríguez, hoy en la 107 Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se realiza en Ginebra, Suiza.



Añadió que en todos estos años las ganancias del sector empresarial se han multiplicado por cuatro veces, y la política salarial ha permitido salir de la extrema pobreza a millones de bolivianos, dijo refiriéndose también al convenio 131 que trata de generar condiciones de igualdad y erradicar la pobreza.
Hinojosa Rodríguez respondió así a la observación que planteó el sector empresarial indicando que ésta no tiene fundamento, porque el Gobierno de Bolivia realiza consultas permanentes con todos los actores de la economía para elaborar políticas económicas como el salarial y donde los empresarios tienen espacios de diálogo al más alto nivel.
La autoridad expuso ante los miles de delegados que asisten a la Conferencia de la OIT que “pareciera que a nuestros empresarios y a los expertos en políticas de normas no les gusta compartir la riqueza y que se disminuya la desigualdad”.
Héctor Hinojosa destacó que justamente el Gobierno boliviano, bajo el espíritu del Convenio 131, “seguirá manteniendo los mecanismos previstos por nuestras leyes para la fijación del Salario Mínimo”, y consideró una farsa infundada el aseverar que existe una política de exclusión del sector privado.
Al respecto el Ministro de Trabajo de Bolivia señaló de forma textual “la denuncia planteada por los empresarios carece de fundamento porque ellos han sido consultados constantemente sobre diferentes aspectos económicos del país, es más se cuenta con convenios firmados con el Estado boliviano para preservar la estabilidad económica, incrementar la producción y mantener el empleo”.
En cuanto a la negociación salarial, la autoridad de Trabajo señaló que tanto los empresarios privados como los trabajadores hacen pública sus propuestas con relación al Salario Mínimo. “El año 2017 la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia en reunión con los ministros de Economía y Planificación han planteado un congelamiento del Salario Mínimo y un incremento del Haber Básico de solamente el 3 % y por su parte la COB planteó un incremento del 10 % al Salario Básico y del 15 % al Mínimo Nacional”.
Pero considerando las dos posiciones, el Estado determinó un incremento del 3 % al Salario Mínimo Nacional y de 5,5 % al Haber Básico y tomando en cuenta parámetros técnicos y económicos, destacó.
Así también mencionó que es infundado el criterio que el incremento salarial ponga en riesgo la inversión privada porque el Gobierno cuida la estabilidad laboral y la seguridad jurídica y la prueba es que hubo incremento de empresas privadas.
Esta situación fue corroborada por el Ministro de Trabajo quien indicó que “aproximadamente, (habían) 65 mil empresas el año 2005, tenemos un registro de 295 mil empresas el año 2017, con un incremento del 4 % entre el año 2016 y 2017. El número de asalariados ha crecido más de tres veces, en el año 2005 existían un poco más de 500 mil asalariados, ahora son más de 1millón 800 mil asalariados”.

Comparte