En 11 meses de gestión transitoria del anterior régimen, el Ministerio de Trabajo recibió 416 denuncias de despido injustificado de trabajadores, de los cuales 209  han sido resueltos pero aún no se sabe si fueron favorables a los trabajadores o a la parte patronal.

Sobre este tema, la ministra de Trabajo, Verónica Navia, que asumió el cargo hace dos semanas, lamentó que los trabajadores del país, además de enfrentar la pandemia del COVID 19 sin la atención debida, hayan sido víctimas de una “total desprotección” por parte de las ex autoridades laborales.

“En el curso de toda la pandemia, en el Ministerio de Trabajo se presentaron 416 denuncias de despidos injustificados y sus respectivos pedidos de reincorporaciones. De las 416 solo lograron resolver 209 casos, es decir, la mitad no ha sido atendida y encima no sabemos si las denuncias fueron resueltas a favor de los trabajadores o de la parte patronal, aún estamos revisando”, aseguró.

Lo curioso de este tema, sostuvo la ministra Navia, es que a pesar de la crisis laboral que atravesaban los trabajadores, las ex autoridades decretaron en dos oportunidades la suspensión de plazos administrativos de procesos de los  despidos injustificados y las solicitudes de reincorporación, incluso se solicitó la conciliación con la parte patronal.

Explicó que todo el país, no solo las autoridades, enfrentaron y combatieron la pandemia del COVID 19, pero a esta tragedia se sumó una gestión de gobierno “desastrosa” puesto que las autoridades transitorias no atendieron las demandas laborales ni de los trabajadores y menos de los despedidos.

“Estamos recibiendo un Ministerio de Trabajo -creado para respetar y garantizar los derechos de los trabadores- que en realidad actuó en beneficio de los empresarios”. Hacia adelante los desafíos son grandes y muchos y lo que se hará será cumplir con las normas vigentes en favor de los trabajadores, concluyó la autoridad laboral.

Comparte