El Ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Héctor Hinojosa Rodríguez, advirtió que “el imperialismo está buscando por todos los medios ahogar los procesos (en América Latina), el imperialismo va recurrir a todos los medios incluido el magnicidio”.


Este análisis fue expresado por la autoridad durante la presentación del libro “Sucre: de la gloria al martirio”, de Orlando Rincones, en el auditorio de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), la noche del 15 de enero, ante un público de diferentes sectores. En el acto estuvo presente también el Viceministro de Empleo, Emilio Rodas; el Viceministro de Trabajo, Víctor Luna.
El Ministro de Trabajo recordó que el imperialismo intentó el magnicidio contra el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y también lo intentó de una u otra manera en Bolivia, cuando los separatistas plantearon dividir el territorio.
El Ministro Hinojosa señaló que la lucha de Bolívar, la lucha de Sucre fue una lucha por la liberación nacional contra la corona española y tenía raíces profundamente sociales. “Esta liberación, en la actualidad, tiene su continuidad en la lucha antiimperialista, si somos bolivarianos, si somos seguidores de los héroes indígenas y demás en este momento no podemos ser sino antiimperialistas, este es un rasgo que debemos rescatar”.
Añadió que la lucha por la liberación de América no es una lucha nacional, es una lucha internacional, “hoy si queremos una Patria Grande, debemos ser contrarios a las estrategias de dominación de nuestro continente y eso significa buscar la unidad y la integración”.
El autor de la obra, Orlando Rincones, destacó que Antonio José de Sucre, “era una figura importante de la campaña emancipadora de Sudamérica, es la figura más completa, es el hombre en el que se fusionaban todas las virtudes de los demás, desde cualquier punto de vista Antonio José de Sucre fue extraordinario”.
Reconoció que fue difícil escribir el libro porque hay tanto que decir sobre Sucre, pero que decidió enfocarse en uno de los aspectos más importantes y desconocidos: su artero asesinato, esto es poco conocido.
“Esa rancia oligarquía fue la que robó el sueño latinoamericano, que luchó Bolívar, esos nos robaron el sueño libertario, se encargaron de borrar de los libros de historia esta parte tan importante, porque fue la rancia oligarquía colombiana, los enemigos naturales de Bolívar y Sucre. Los liberales y conservadores se unieron para sacar al seguro sucesor del legado bolivariano”, dijo Rincones.
Orlando Rincones quien realizó un estudio minucioso de documentos históricos para escribir el libro, concluyó que “este hombre estaba convocado nuevamente por los pueblos para continuar el legado bolivariano, los liberales del Perú, Venezuela y Colombia lo sabían e iba a ser proclamado como libertador, igual en Bolivia. Era una suprema amenaza entre ellos y el poder, era el obstáculo que se interponía”.
En esa coyuntura, luego de que la región se quedó sin su libertador, los caudillos saltaron al calor del proceso libertario y comenzaron a dividir el continente en pequeñas fracciones. “A Casimiro Olañeta en Bolivia y a otros, a ninguno le convenía que siguiera con vida, si Sucre seguía era la garantía de la unidad continental y que la justicia social perviviera”, expresó Orlando Rincones.
A su turno, Ignacio Mendoza, destacó la figura de Sucre y señaló que la obra se inicia con el asesinato del libertador que es relatado de manera impresionante y recomendó a la juventud revisar esa historia protagonizada por Sucre. También el Viceministro de Empleo, Servicio Civil y Cooperativas, Emilio Rodas, destacó el rol que jugó Sucre en la lucha libertaria.

Comparte