En la Escuela de Formación Político Sindical de Oruro que se inició hoy, Raúl García Linera durante la presentación del tema “De las insurrecciones indígenas a la lucha proletaria”, señaló que “en 1532 llega (Francisco) Pizarro a la costa del Perú, y se encuentra ante un mundo indígena fraccionado y en disputas por el poder. Solo es posible el sometimiento del pueblo, de las grandes mayorías cuando éstas están divididas, están fragmentados”.


Sobre la base de estudios históricos añadió que “España pudo dar cuenta de esta parte del Continente porque estaba fragmentada” y consecuencia de esta situación en el mismo año, en Cajamarca vencen a los incas y ordenan la muerte de Atahuallpa, después dividen la tierra entre Pizarro y Almagro.
Raúl García Linera explicó que entonces se produjo la apropiación de los minerales de oro y plata, la tierra agrícola, de la producción textil y la producción artesanal. “Es importante comprender el fenómeno que se da en esta parte, no es el mismo que se da en otras tierras”.
“No es que los colonizadores vienen a buscar tierras para producirlas, en el caso de Inglaterra cuando se da el capitalismo expulsan gente del campo y migran a Estados Unidos en busca de tierras. Pero cuando España incursiona en esta parte del mundo no busca tierras, busca pueblos (para) conquistar y se apropia del oro y plata trabajadas”, señaló el expositor Raúl García.
En realidad en estas tierras encontraron pueblos laboriosos que producían mas allá de lo que necesitaban, por eso España se apropia del oro, la plata trabajadas y también de productos textiles y agrícolas, “lo que se apropia es el trabajo humano”.
En esa circunstancia, España impone tributo al pueblo, “expropiando cientos de millones de horas de trabajo a costa de millones de vidas, esa es la Colonia, esa es la conquista. Encontraron pueblos enfrentados, pero laboriosos”. Entonces lo someten al tributo al pueblo, detrás de esta situación se construyó la categoría del indio, “era una categoría tributaria que se refería a todas las poblaciones, pueblos vencidos, derrotados militarmente por España”.
Entonces la invasión española sobre Abya Yala marcó la forma de ver y hacer el mundo, las luchas indígenas tienen una base altamente étnica y se da “la resistencia ante la invasión de un pueblo europeo, que con las condiciones de división en que se encontraba el Incario, hizo posible y facilitó la imposición española en esta parte del Continente”, reflexionó Raúl García Linera.
Durante las resistencias a la Colonia se pueden identificar ciertos hitos y en concreto “nosotros somos resultado de esa acumulación, de esta lucha histórica que han desarrollado los pueblos”.
Antes de la Colonia en estas tierras funcionaba un modelo económico de la comunidad a través del manejo de los pisos ecológicos, donde producían diferentes productos alimenticios y desarrollaron la capacidad de producir para la suficiencia alimentaria.

Comparte