El exgobernador  de Cochabamba Edmundo Novillo durante su exposición sobre la Historia de Bolivia, concluyó que “tras la Revolución de 1952, que fue protagonizada por los obreros y campesinos, el  Estado tomó un papel protagónico y de ahí que se toman medidas como la nacionalización de las minas, la Reforma Agraria, entre otras, pero ese Estado se dejó absorber por el imperialismo”, dijo.

En el primer módulo de la Escuela de Formación Política y Sindical que se desarrolló en Chillimarca, municipio de Tiquipaya en el Departamento de Cochabamba, donde participaron más de 50 delegados de diferentes sectores, Novillo se refirió  a la creación de la República que no implicó la liberación de los pueblos indígenas sino el mayor sometimiento a través del pongueaje.

Hizo un recuento de los hechos más importantes desde el nacimiento de Bolivia a la vida republicana hasta la Revolución Federal, período en el que la situación de explotación de los campesinos fue dura porque predominaban los terratenientes con grandes extensiones de tierras.  En las diferentes revoluciones participaron los indígenas, pero fueron utilizados y traicionados, indicó.

El 52  con la Revolución de abril y el MNR,  Bolivia entra a otra etapa y el Estado tomó un papel más protagónico, se nacionaliza  las minas, y se realiza la Reforma Agraria, pese a las condiciones sociales, económicas y políticas no fue capaz de fortalecer ese Estado y “se deja absorber por la opresión del imperialismo”, dijo Novillo.

Ese tipo de Estado no respondió a las expectativas del país, del pueblo que se había esforzado y luchado contra la oligarquía, “se llamaban nacionalistas, pero no hicieron mucho por el país”, observó Edmundo Novillo de forma crítica. Además este Estado con períodos de gobiernos democráticos y de gobiernos militares por la vía de los golpes de Estado permanecieron bajo la lógica de un capitalismo de Estado hasta 1985.

 A partir del 21060, que se promulgó el 29 de agosto de 1985 se inició un período muy complejo para el país  y de tremendo impacto para los trabajadores fabriles, mineros y demás sectores. Destacó anunciando que en el próximo módulo se analizará este período. Su exposición se caracterizó por el análisis crítico y la participación de los delegados de organizaciones sociales.

Durante tres días, los participantes del primer módulo de la Escuela de Formación Política y Sindical de Cochabamba, trataron diferentes temas inherentes a la situación política del país y bajo dinámicas grupales se incentivó la intervención de los participantes. Al final, se quedaron con una profunda reflexión sobre la Historia de Bolivia.

Comparte