El Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, dictó amnistía a favor de los expresidentes Carlos Mesa Gisbert y Jorge Quiroga para que puedan contribuir en la defensa de “nuestro derecho a una salida soberana al Océano Pacífico, con todas sus energías, con todo su corazón y capacidad intelectual”.


Con esta decisión y el llamado a la unidad de bolivianos, bolivianas, el Presidente Evo Morales se prepara para encarar la etapa que vivirá Bolivia después de conocerse el fallo de La Haya sobre la demanda marítima que planteó nuestro país, y quiere hacerlo sin ningún obstáculo ni dificultades en el camino.
El mandatario en conferencia de prensa expresó en la mañana de hoy : “he tomado la decisión de que ningún expresidente, salvo acusaciones de delitos de lesa humanidad o genocidio, tengan procesos judiciales pendientes que entorpezcan las nuevas actividades internas y externas de defensa y negociación de nuestro derecho marítimo”.
Con el pensamiento y corazón puestos en el próximo fallo que se conocerá el 1 de octubre, indicó que la amnistía para los dos expresidentes se tomó considerando el interés del país. “Tomo esta decisión de manera personal apoyándome en la autoridad legal que la Constitución Política del Estado me confiere y lo hago sin solicitar a expresidentes beneficios, nada personal a cambio, sólo que defiendan a Bolivia, a nuestro pueblo”, dijo el Presidente Morales.
Durante la conferencia de prensa, Evo Morales hizo el llamado al país “hermanas, hermanos en este momento decisivo para nuestra querida Patria, todos los bolivianos y bolivianas debemos estar férreamente unidos por la única causa sagrada como es el pronto acceso a una salida soberana al Océano Pacífico”.
El Primer Mandatario del país agregó que el Tribunal en una excepción preliminar en el año 2016 estableció, de forma inapelable, dos grandes victorias jurídicas e históricas para Bolivia. La primera que Bolivia nació a la vida estatal con una amplía costa marítima y que el Tratado de 1904 no ha resuelto los temas pendientes entre Bolivia y Chile relativo a un acceso soberano al Océano Pacífico.

Comparte