A los 93 años de edad falleció el exidirigente de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) y luchador incansable, Cirilo Jiménez. Fue uno de los impulsores de la fundación de la Universidad Nacional de Siglo XX para que se constituya en la casa de los hijos de los mineros y del pueblo.


Casi al final del Gobierno de la UDP, gracias a sus gestiones y trámites que realizó ante el Estado y las autoridades correspondientes, Cirilo Jiménez en su calidad de secretario de Cultura, logró que se emitiera la norma que daba paso a la creación de la Universidad Nacional de Siglo XX.
Cuando recordó lo que significó esa gestión, en varios momentos se le quebró la voz, porque no fue una tarea fácil cuando los enemigos de los obreros confabulaban contra ellos, aún a espaldas de Hernán Siles. Tuvo que aguardar en Palacio para hablar con el Presidente y en los últimos días de su gestión firmó el decreto de creación de la Universidad.
“Nació la wawa, y los mineros teníamos que arropar y alimentar esa criatura en un momento difícil porque comenzó la crisis de la minería”, dijo Cirilo Jiménez. La Universidad tiene sus instalaciones en Llallagua y hoy cuenta con más de 10 mil estudiantes.
Consultado sobre la importancia de la Universidad de Siglo XX, Jiménez indicó que el propósito de aquella FSTMB era que los hijos e hijas de los obreros y campesinos puedan acceder a una formación técnica y profesional, que no salgan de los campamentos. En el 2017 consideró que hace falta fortalecer a esa universidad.
Cirilo Jiménez militante del Partido Obrero Revolucionario (POR) de PIE, fue trabajador de interior mina y durante la dictadura de Barrientos sufrió persecuciones así como durante el gobierno de Banzer, fue despedido y reincorporado a su puesto de trabajo en varias oportunidades.
En la gestión de 1978, durante las elecciones del Sindicato de Siglo XX, perdió ante el entonces trabajador Artemio Camargo, y pese al resultado desfavorable se acercó al nuevo dirigente y le estrechó la mano para ofrecerle trabajar juntos por los trabajadores mineros. Todos los mineros asistentes en el Teatro del Sindicato brindaron aplausos por la rectitud y compromiso de Cirilo Jiménez.
Durante una entrevista que sostuvo con el Ministerio de Trabajo en la gestión de 2017, Cirilo Jiménez lamentó lo que sucedió posteriormente con Artemio Camargo que fue asesinado en la Calle Harrigton, en La Paz, junto a otros líderes del MIR, en enero de 1980, durante la dictadura de Luís García Meza.
En el período 1982-1984 Cirilo Jiménez pasó a formar parte de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), disciplinado, comprometido y cual soldado que acata las disposiciones de la organización, siempre mantuvo una línea coherente con lo que decía.
Será recordado como uno de los dirigentes más, disciplinados, asiduo lector y metódico en las tareas sindicales encomendadas por sus compañeros. ¡Paz en tu tumba, compañero Cirilo Jiménez!.

comparte