El presidente Evo Morales criticó el jueves las pugnas que las alianzas de la oposición dejaron ver en los últimos por la distribución de curules en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), relegando las propuestas que el país espera con miras a las elecciones generales de 2019.

Durante un encuentro con padres de familia en la ciudad de Cochabamba, el Presidente Morales dijo: "ayer, anteayer y hoy día estamos escuchando que la derecha está peleándose, porque (los curules de) senadores y diputados no les alcanza. No están debatiendo programas para el pueblo, están debatiendo como distribuirse miembros de la Asamblea Legislativa".
Morales, líder y candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), advirtió que la línea política de la derecha se enmarca en el individualismo, el pro capitalismo y pro imperialismo.
En contraste, refirió que los logros del modelo económico social comunitario productivo, implementado desde el 2006 por el Gobierno, posicionaron a Bolivia como líder en crecimiento económico y desarrollo social en la región.
Morales revalidó su defensa por la nacionalización de la economía y su rechazo a la privatización de los recursos naturales y servicios como el agua y las telecomunicaciones que ahora en el país son reconocidos como derechos humanos.
"Para ellos (la derecha) no hay derechos colectivos, nosotros estamos con derechos colectivos. El agua no puede ser negocio privado y la energía no puede estar privado, además de la educación", remarcó.
La temperatura electoral se calienta en el país a menos de dos meses de las inéditas elecciones primarias (27 de enero), previo a los comicios generales de octubre de 2019, cuando Evo Morales buscará la reelección hasta el 2025.

Comparte