En el onceavo aniversario de Nacionalización de la Empresa Metalúrgica Vinto, que se encuentra en el departamento de Oruro, el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, recordó cómo fue el proceso de nacionalización

que se llevó a cabo y cómo las oligarquías no quisieron instalar una fundición.

El emotivo acto que se realizó en la empresa, y participaron el Secretario Ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Orlando Gutiérrez, el dirigente de la COD, Edwin Peredo, Rodolfo Pérez dirigente del Sindicato de Metalurgistas, y delegados de las empresas mineras de Colquiri, San Vicente, San Cristóbal y de la Universidad Nacional de Siglo XX .

El Presidente Morales recordó que hace años, dirigentes desorientados pretendían impedir la nacionalización, especialmente el dirigente de entonces de apellido Aguilar, había pretendido frenar el ingreso a la fundidora de las autoridades.

Pero entonces “no podía parar la decisión política tomada para nacionalizar. Nos venimos, ya se despejó y vio la fuerza de los trabajadores, del Gobierno y nos acompañaron las Fuerzas Armadas, la Policía, trabajadores, obreros y nacionalizamos nuestra Empresa Metalúrgica de Vinto”, recordó el primer mandatario de Bolivia.

NO QUISIERON LA FUNDICIÓN

A su estilo el Presidente Evo Morales enseguida recordó que en el pasado las oligarquías bolivianas, y la derecha nunca quisieron que esta fundición se instale, bajo el pretexto de que no funcionaría a una altura de 3.000 a 4.000 metros sobre el nivel del mar. Fue el General Juan José Tórrez quién garantizó la instalación de la fundidora de Vinto.

Para que Bolivia no de valor agregado a sus recursos naturales, los sucesivos gobiernos, después privatizaron la empresa, y pasaron la fundidora a manos de los neoliberales, “negociaron con nuestra fundición”, aseguró el Presidente.

La nacionalización fue posible gracias al voto del pueblo antiimperialista, anticolonialista, “hermanos mineros, trabajadores de distintos sectores sociales, solos por más que seamos creativos, solos imposible hacerlo”. Si estamos con el pueblo, los obreros, los originarios, la clase media patriota, si se puede hacer muchas cosas, aseguró el Presidente Evo Morales.

La administración de la Empresa de Fundiciones de Vinto fue recuperada en febrero de 2007, de manos de la empresa privada Glencore Finance, y hoy la nacionalizada ya comenzó a pagar su deuda interna, lo cual mereció la felicitación de parte del Presidente Evo Morales.

Comparte