En la Conferencia Magistral sobre “Trabajo con enfoque de Género”, Anahí Alurralde, Técnico en Género de la Dirección General de Trabajo, Higiene y Salud Ocupacional (DGTHSO), aseguró que “en estos 12 años, en el Proceso de Cambio que hemos cimentado entre todas y todos, los avances normativos han sido de avanzada a favor de garantizar una vida digna a las mujeres bolivianas”.


Anahí Alurralde participó en la mencionada Conferencia en representación del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, la actividad se realizó la noche del 3 de diciembre y fue organizada por la Vicepresidencia del Estado, el Ministerio de Justicia y la Escuela de Gestión Pública Plurinacional.
Alurralde explicó que se ha construido un marco normativo importante como la Constitución Política del Estado, el Plan de Desarrollo Económico Social y la Agenda Patriótica 2025, “lo que ha permitido crear un marco legal que avala la despatriarcalización como filosofía de Estado se materialice”.
Este paraguas normativo se ha consolidado y ha permitido garantizar que las mujeres ejerzan sus derechos políticos, económicos, sociales, culturales y tengan derecho a una vida libre de violencias, dijo.
En el ámbito del trabajo, Ahahí Alurralde señaló que “hoy la inamovilidad laboral es una realidad cuando una mujer decide ejercer la maternidad, el Bono Juana Azurduy y el Subsidio Universal Prenatal por la vida garantizan que las mujeres más empobrecidas, hoy no mueran en el intento de ser madres”.
A diferencia de otras épocas, hoy ninguna mujer puede ser discriminada por su condición de mujer al momento de acceder a un puesto de trabajo. Además las trabajadoras que decidan organizarse para defender sus derechos, gozan del fuero sindical, destacó.
Además en relación a los derechos políticos, Anahí Alurralde destacó que existen avances importantes en la Constitución Política del Estado y las leyes reconocen la paridad y la alternancia así como la igualdad de oportunidades y la igualdad entre hombres y mujeres.
La Ley 348 posiciona a la violencia como un asunto público, “abandonando los resabios neoliberales que mantenían a la violencia como un asunto privado y doméstico donde la mujer necesitaba 30 días de impedimento para que el agresor reciba alguna sanción”, dijo.
En la Conferencia Magistral “Trabajo con enfoque de Género”, participaron además Ximena Centellas, de la Vicepresidencia del Estado, también asistió Wendy Molina Verástegui, de la Red de Mujeres Lesbianas y Bisexuales de Bolivia y el sociólogo Mircko Vera.

Comparte