Desde Cobija, en el departamento de Pando, un grupo de policías partió hoy hacia el municipio Ingavi y desde ahí iniciarán el patrullaje en las zonas fronterizas que Bolivia mantiene con Perú y Brasil, esto para evitar enfrentamientos y avasallamientos durante la zafra de la castaña. Se trata de una Comisión Interinstitucional.

La jefa Departamental de Trabajo de Pando, Alejandra Obando, explicó que a la comitiva de policías se sumaron técnicos de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT), del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Ministerio Público, Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, con el objetivo de garantizar una zafra segura.
En esta época del año los zafreros inician la colecta de la castaña en los bosques de Pando y también súbditos de Brasil y Perú suelen cruzar la frontera, ocasionando avasallamientos y enfrentamientos, es por esta razón que se decidió ingresar a las zonas fronterizas para realizar el control y prevenir conflictos, según indicó Alejandra Obando.
En las anteriores zafras se registró avasallamientos de ciudadanos de estos países que pretendieron colectar la castaña de los bosques pandinos.
Por la Jefatura Departamental de Trabajo, se sumó a la comitiva el Inspector de Trabajo Luis Garvizú, y estarán en este trabajo durante 10 días, es decir que tanto el grupo de policías como los técnicos de las entidades estatales deberán retornar el 14 de diciembre.

Comparte