La delegación del Gobierno que asistió hoy ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fundamentó con argumentos constitucionales y jurídicos que la repostulación no vulnera ningún derecho y que serán los electores los que brinden o no su voto.

Fue el Ministro de Justicia, Héctor Arce, el encargado de aclarar este punto en la audiencia que  se desarrolló en Washington,  Estados Unidos, y fue solicitada por dos fundaciones de derechos humanos que objetaron el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) de nuestro país respecto a la repostulación del Presidente Evo Morales.

El Ministro Héctor Arce, en la ocasión, aseguró que   "la repostulación de un candidato no viola derecho alguno y representa una mera posibilidad, toda vez que en última instancia serán los electores quienes le brindarán su voto confianza o se lo denegarán".

Agregó que el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional respeta  de forma plena la Constitución Política del Estado y aplica los tratados internacionales relativos a los Derechos Humanos.

El ministro Héctor Arce asistió a la audiencia en compañía del Canciller, Diego Pary, y del Procurador General del Estado,  Pablo Menacho.

 A su turno, el Canciller, Diego Pary, explicó que en los anteriores gobiernos se aplicó un modelo de democracia que se conoció como una “democracia pactada”, y se manejaron a través de pactos políticos y del cuoteo de instituciones públicas. Esta democracia no resolvió las demandas de los bolivianos más pobres.

En el año 2005 se llevaron a cabo las elecciones generales y el pueblo eligió al primer presidente indígena siendo posesionado el 22 de enero de 2006. Se profundizó el proceso democrático, explicó Pary.

Comparte