El Director General de Trabajo, Higiene y Seguridad Ocupacional (DGTHSO), Miguel Albarracín, aseguró que es mentira que existan contratos de trabajo en otro idioma, de esta manera consideró que la información difundida por un supuesto abogado sobre un contrato en chino mandarín “es absurdo, es ilegal y tenemos que desmentir”, dijo la autoridad.


Apenas se conoció esta información falsa, el Ministerio de Trabajo pidió a la Jefatura Regional de Trabajo de Uyuni y a la Jefatura Departamental de Trabajo de Potosí, información al respecto, “nosotros hemos tratado de verificar si existe alguna denuncia al respecto y no hay ninguna denuncia que haya llegado, dijo. Concluyéndose que a esas oficinas no llegó ningún contrato de trabajo en chino mandarín, dijo Albarracín en contacto con periodistas.
El Director General de Trabajo, Miguel Albarracín, anunció que en los próximos días se realizará una inspección a la empresa Antay Pacha cuyo nombre se mencionó en estos supuestos contratos. Aclaró también que todos los contratos de trabajo deben ser visados por el Ministerio de Trabajo y los alcances de estos documentos tienen que ser de conocimiento de ambas partes.
Luego recomendó a los trabajadores que al momento de firmar un contrato deben proceder a su lectura. “Una persona tiene que leer y revisar los documentos, incluso consultarlos con el abogado”, planteó.
“No conocemos contratos firmados en chino mandarín, hipotéticamente si hubiera un contrato de esta naturaleza, no tiene ningún valor, es un idioma que no se conoce, es nulo. Se aplica otro principio en este caso, corresponde aplicar el contrato verbal y es permanente y continuo, no puede haber despidos”, señaló Miguel Albarracín.
Si se verifica este hecho del contrato en chino mandarín, es infracción a las leyes sociales y corresponde aplicar la multa y se exigirá la adecuación a lo que dispone la Ley General del Trabajo, explicó la autoridad. “Un contrato que no fuera en español, no tiene valor en el país, este contrato ante el Ministerio de Trabajo se anula de forma inmediata”, agregó.
El Ministerio de Trabajo, por instrucciones superiores está permanentemente realizando inspeccione a las empresas dedicadas a la construcción, el mes pasado se mandó una delegación a Riberalta y Santa Rosa de Yacuma, también a la zona de El Sillar, en Cochabamba, se inspeccionó las empresas chinas Rallway y Sinohydro, y en estos casos se medió entre los trabajadores y la empresa y se exigió se respete la Ley, indicó Miguel Albarracín.

Comparte