El filósofo y teólogo argentino Alejandro Dausá que comentó el libro de Atilio Boron, en la ciudad de Santa Cruz, denunció que tres documentos elaborados por la administración de Donald Trump “nos muestran descarnadamente los planes de Estados Unidos para con el resto del mundo y por supuesto para América Latina que es lo que estamos viendo hoy día con Venezuela, por ejemplo”.


Alejandro Dausá mencionó que los tres documentos fueron elaborados en diferentes instancias por Estados Unidos y durante la administración de Donald Trump, el primero se denomina “Estrategia de Seguridad Nacional”, presentado a fines de 2017, luego el documento “Visión conjunta 2020” que precisamente traza las líneas fundamentales de defensa de los Estados Unidos, y el otro documento denominado “Estrategia de Defensa Nacional 2018”.
Los tres documentos expresan de forma clara los planes que tiene Estados Unidos y reconoce que no negocia en igualdad de condiciones con nadie “y cuando negocia lo hace con una pistola sobre la mesa, es una primera afirmación que hacen en estos documentos y dejan claro que las negociaciones que hacen, en cualquier lugar del mundo que sea, va ser siempre con fuerzas militares”, advirtió Dausá.
Pero también cambia de perspectiva con relación a los años anteriores, acerca de que ya no es el terrorismo el mayor problema institucional, Dausá recordó que en toda la administración de George Busch, hijo, juega un papel importante el terrorismo tenía una obsesión en la persecución del terrorista.
Perfila entonces que es importante que Estados Unidos no se encasille en sistemas antiguos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, donde se insistió mucho en la construcción de bases militares gigantescas.
Alejandro Dausá explicó que Estados Unidos determinó concentrarse más en bases que sean fácilmente administradas y manejables y sobre todo bases para “dar respuestas inmediatas a diferentes situaciones y en ese sentido también se ve que hay un cambio sobre la concepción de bases militares y en los últimos tiempos han instalado bases militares mucho más pequeñas, incluso casi no tienen mucho personal fijo, pero tienen capacidad de recibir personal y llevar a cabo operaciones según sus necesidades”.
En estas bases se han efectuado ejercicios con ejércitos que consideran amigos y sobretodo cuidándose en gobiernos de derecha y que están dispuestos a colaborarlos, “eso vemos en América Latina”. En el último año efectuaron ejercicios en la amazonia, en la triple frontera de Perú, Brasil y Colombia, indicó Dausá.
Así también señaló que hubo otros ejercicios durante los años de 2016 y 2017, según una investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se trató de ejercicios conjuntos con fuerzas latinoamericanas, caribeñas y norteamericanas. “Nos percatamos en realidad, la defensa está armada sobre Venezuela hace dos años y tomar conciencia de esto y hacer seguimiento”.

Comparte