El Viceministro de Trabajo y Previsión Social, Héctor Hinojosa Rodríguez, informó que hoy en la mañana una comisión integrada por representantes de la COD del Beni, de la Jefatura Departamental de Trabajo y de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), así como dirigentes de los constructores iniciaron el diálogo para resolver el conflicto registrado en el campamento Rosario, donde está una parte de los trabajadores de la constructora Railway.

La autoridad indicó que un grupo de trabajadores que tiene pugnas con su sindicato impidió el ingreso de inspectores de trabajo el pasado martes, pero que “hoy por la mañana se ha enviado una nueva delegación a la cabeza del Jefe Departamental de Trabajo del Beni y está presente un delegado de la ABC, un delegado de la COD del Beni y otro de la Federación de Constructores”. El encuentro entre partes se instaló luego de exhortar a los trabajadores que la única vía de hallar soluciones es el diálogo, actualmente a hrs. 19:00 de hoy jueves, se declaró cuarto intermedio y se espera vías de solución para las próximas horas, mediante la prosecución de las negociaciones.
La autoridad mencionó que la información que brinda una persona a nombre de los trabajadores no corresponde a la realidad, “el martes se hizo presente una comisión del Ministerio de Trabajo, de la Jefatura Regional de Riberalta que ha pretendido iniciar un diálogo con estos compañeros que no son del sindicato y que tienen una pugna con su organización sindical”.
Uno de los pedidos de este sector es que se los reconozca como sindicato, pero este es un problema orgánico en el que el Ministerio de Trabajo no tiene ninguna incumbencia y a causa de esta situación hubo un enfrentamiento entre los trabajadores porque unos quieren trabajar y otros no.
El Viceministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, señaló que esa pugna sindical es una de las motivaciones para la generación de este conflicto y no es evidente que no se haya atendido a los trabajadores por parte del Ministerio de Trabajo.
Esta cartera de Estado estuvo constantemente por esa zona del Beni, son tres campamentos instalados en la zona y son 650 trabajadores que dependen de la empresa y precisó que el campamento Rosario estuvo suspendido por las lluvias que dificultaron el trabajo y estaba reiniciando actividades y ahora nuevamente se genera este conflicto.
Aclaró también que no hay ninguna toma del campamento y en realidad se trata de una huelga de un grupo de 78 trabajadores, quienes demandan que se cumpla un convenio que se suscribió el pasado 21 de diciembre, y que tiene que ver principalmente con las condiciones de trabajo en las que están desempeñando sus labores, hay reclamos respecto a la alimentación, a la estadía y el transporte para que los ubiquen en el puesto de trabajo, estos puntos ya la empresa se había comprometido subsanarlos.
Héctor Hinojosa informó que la mayoría de los trabajadores cuentan con contratos que están vigentes y cuentan con el visado correspondiente del Ministerio de Trabajo, sin embargo hay 30 contratos que están en proceso de visado y con esto la totalidad de los trabajadores tendría contratos, que contempla el nivel salarial para el sector, seguro de corto y largo plazo.

Comparte