El Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social a través de la oficina móvil instalada en la localidad de Abapó, en el departamento de Santa Cruz, logró que se reconozcan los derechos laborales de Roberto Antezana, de 75 años, quien este jueves 23 de mayo recibirá el pago por vacaciones y beneficios sociales.

En la oficina móvil de la Unidad de Derechos Fundamentales que opera desde el lunes 20, en la localidad de Abapó, en la provincia Cordillera del Departamento de Santa Cruz, se concilió entre las partes, llegándose a una solución satisfactoria para el trabajador de la tercera edad.
Germán Choque, de la Unidad de Derechos Fundamentales, explicó que en la audiencia que se desarrolló hoy en oficinas de la Alcaldía, se firmó un acta por el que el empleador se compromete a pagar por vacaciones y ajuste de beneficios sociales el monto de BS 60.000. El trabajador Roberto Antezana se retiró en noviembre de 2018, ocasión en el que recibió BS. 26.000 por beneficios sociales.
Pero a este monto inicial, calcularon las vacaciones que no gozó durante los 20 años de trabajo y también ajustaron el monto que corresponde a beneficios sociales. El trabajador percibió un salario mensual de BS. 1.500, cuando el monto del salario mínimo nacional era de BS. 2.060, por esta razón se reajustó el monto correspondiente a beneficios sociales.
Choque explicó que hay pleno acuerdo entre las partes y en la oficina móvil este jueves 23 de mayo se espera que el empleador concrete el pago al trabajador.
En la misma oficina móvil se realizó una segunda audiencia en la que se firmó un acta de cancelación de beneficios sociales por el monto de BS. 5.000 que benefició a otro obrero, quien realizó actividades laborales durante cuatro meses y se retiró de forma voluntaria.
Otro equipo, también desde el lunes 20 de mayo, atiende a los trabajadores en la Oficina Móvil de Yapacaní y también ofrece información sobre derechos laborales y discriminación. La Oficina Móvil se instaló en sede de la Federación de Interculturales, y la integran el inspector de Montero, Lucio Rodríguez, el inspector de Santa Cruz, Alberto Cossío y un técnico de la UDF.

Comparte