En ambientes del Mercado Campesino “Santa Rosa” de la ciudad de El Alto, hoy durante la mañana más de 1.000 delegados de diferentes provincias del departamento de La Paz analizaron las bases del Proceso de Cambio y los derechos fundamentales.


En el taller también participaron dirigentes de las provincias de Pacajes, Ingavi, José Manuel Pando y de la circunscripción 19 del departamento de La Paz, además de la Federación de Trabajadores Campesinos “Túpac Katari” de La Paz, y de la Federación Departamental Campesina “Bartolina Sisa”.
En el encuentro el Jefe de la Unidad de Derechos Fundamentales (UDF) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Gabriel Carranza, rememoró los procesos políticos por los que pasó el país, desde el modelo neoliberal hasta el reciente instrumento político del MAS. Señaló que antes las organizaciones sindicales del campo y de las ciudades se constituyeron en un poder que obtuvieron cambiar gobiernos y lograron la aprobación de leyes, sin embargo no fue suficiente y se vio la necesidad de construir un instrumento político para llegar al Gobierno.
El instrumento político se construyó en base a las determinaciones del sector campesino, pues el Congreso Campesino realizado en Sucre fue la instancia que recomendó al Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSTUCB) convocar a una Asamblea de naciones originarias para sentar las bases de dicha propuesta.
Este planteamiento pasó de ser una tarea de la CSUTCB y de los campesinos, creando inmediatamente la dirección política del instrumento y llevando a la cabeza al entonces dirigente sindical Evo Morales, de esa manera se procedió sentar las bases de este instrumento, señaló Gabriel Carranza.
En el taller, Gabriel Carranza también explicó los alcances de los derechos fundamentales destacando que entre la mentalidad andina y la mentalidad occidental existe una sustancial diferencia de pensamiento. En estas tierras, se toma en cuenta los derechos humanos y los derechos de la naturaleza también, “vivir bien no significa vivir mejor, sino vivir en armonía en la familia, en la comunidad y con la naturaleza misma, en armonía con el Cosmos”, destacó.
Carranza concluyó: “esto no significa depredar la naturaleza y eliminar las especies animales, ya que todos los seres vivos cumplen una función, esa es la diferencia con otras corrientes de pensamiento, no se trata de dominar a la naturaleza sino de vivir en armonía con ella”.

Comparte