“No estamos sufriendo un simple Proceso de Cambio.  Nosotros estamos viviendo un proceso de revolución, un proceso de transformación profunda de la sociedad”, aseguró el Viceministro de Trabajo y Previsión Social, Héctor Hinojosa Rodríguez, en el taller en Derechos Fundamentales que  dictó en la Universidad Indígena Boliviana Guaraní y de Tierras Bajas “Apiaguaki Tumpa”, en la comunidad Ivo de Machareti.

Ante  más de 400 estudiantes y docentes de la universidad, Héctor Hinojosa señaló que Bolivia vive un proceso de revolución y para eso también se define la Agenda 2025. Antes del 2005, los gobernantes de este país eran los que estaban ligados a la oligarquía, a las propiedades grandes de las tierras, a los latifundistas y vinculados a los propietarios de bancos. La mayoría de ellos estaban vinculados a los propietarios de minas y de fábricas, a las empresas de transporte, además ocupaban cargos en el Gobierno.

En esa época, “el Presidente era un empresario llamado Goni, los ministros eran empresarios (como) Samuel Doria Medina, Tuto Quiroga, Petricevic, no sé cuántos nombres más, que provienen de clases dominantes que migraron en la Segunda Guerra Mundial, de Europa”, dijo.

Describió que los generales tenían nombres y apellidos españoles, “no teníamos generales con nombres indígenas. Hoy hay un cambio, esa clase dominante ha sido desplazada del poder, esa clase dominante ya no está en las instancias del Gobierno; ahora en las instancias del Gobierno está el pueblo, eso se llama desplazamiento de clases. Para que haya una revolución, la clase dominante tiene que ser desplazada del poder y eso ocurrió en nuestro país”.

Hoy en este Proceso de Cambio, están los Mamanis, los indígenas, “por eso los trabajadores, las organizaciones sociales y el pueblo son dueños del poder, son ministros, alcaldes,  gobernadores, diputados, concejales, y  rectores. Antes ni la clase indígena, ni los trabajadores tenían oportunidades de ser  autoridades”, relató Hinojosa.

En 1825, Bolivia conquistó su independencia política, pero económicamente, diplomáticamente tenía dependencia del imperio inglés, que fue el causante para la pérdida de la costa marítima, porque se aliaron con la oligarquía chilena, todo por la ambición de acceder al guano, el salitre y la plata.

 Bolivia pasó al dominio del imperialismo yanqui y esto se expresó en las determinaciones que dictaban desde el imperio. “El FMI decía lo que teníamos que hacer en materia económica y el Pentágono dictaba las políticas del ejército, de las Fuerzas Armadas. Ellos dictaban las políticas, el enemigo estaba dentro de nuestras fronteras, para ellos el enemigo era el pueblo, por eso tantas masacres contra  los compañeros indígenas, mineros, fabriles y campesinos”, explicó Héctor Hinojosa. 

Bolivia ahora es un país que tiene autodeterminación, soberanía, dignidad, lo que antes no tenía y “eso caracteriza a una revolución: la independencia, la soberanía y la dignidad nacional”, expresó.

 En relación a los derechos fundamentales, el Viceministro Héctor Hinojosa pidió a los jóvenes ejercer los derechos que están inscritos en la Constitución Política del Estado, “ahora les toca a ustedes ejercer esos derechos, hacerlos realidad  y esa también es una lucha”.

Será  una lucha diferente a la que libraron las generaciones anteriores, porque se trata de concretar los principios del Estado Plurinacional  y se  consoliden esos principios.

Comparte