Ley que declara el 18 de mayo de cada año, como día de la trabajadora y el trabajador fabril de Bolivia.