La Dirección General de Trabajo, Higiene y Seguridad Ocupacional, tiene por objetivo el de promover políticas y acciones para asegurar una adecuada relación laboral, velando por el cumplimiento y aplicación a nivel nacional de la legislación laboral y de Seguridad Ocupacional así como de los convenios internacionales sobre la materia.

Con el objetivo de evitar la ocurrencia de accidentes de trabajo como la generación de enfermedades ocupacionales, es obligación de las empresas la de aplicar los destinos mecanismos de prevención de riesgos existentes con el fin de eliminar o minimizar los mismos. Es bajo este contexto que podemos definir a la Higiene y Seguridad Ocupacional como el conjunto de procedimientos y normas de naturaleza técnica, legal y administrativa, orientado a la protección del trabajador, y la búsqueda por prevenir enfermedades profesionales y los posibles riesgos derivados de la actividad laboral que son producto de agentes tóxicos.

Los contaminantes que afectan de manera negativa a nuestro cuerpo pueden ser de diferente naturaleza:

Agentes contaminantes físicos

Trabajador usando un perforadora para romper cemento

Entre los más comunes están el ruido y las vibraciones, iluminación, radiación, bajas temperaturas, temperaturas extremas, humedad, calor y presión atmosférica.

Agentes contaminantes químicos

2

Se pueden encontrar en estado sólido, líquido o gaseoso. Estos son: polvos, humos, gases y vapores.

Agentes contaminantes biológicos

Trabajador manipulando substancias químicas Contaminan el medio ambiente y pueden provocar enfermedades infecciosas o parasitarias. Los más comunes son microbios, insectos, bacterias, virus, hongos, parásitos, entre otros.

Agentes contaminantes psicosociales

4

Se pueden considerar contaminantes psicosociales a los factores que surgen de las relaciones humanas y que desencadenan presiones o tensiones emocionales que culminan en crisis de angustia que dañan tu salud: contenido de la actividad, relaciones humanas, carga de trabajo mental, entre otros.

Agentes contaminantes ergonómicos

Se pueden considerar contaminantes ergonómicos a aquellos que son capaces de generar una serie de trastornos o lesiones (interacción entre el trabajador y el trabajo). Tales como: posturas, esfuerzos, movimientos repetitivos, manipulación de cargas, ritmo de trabajo.

Debido al crecimiento social, político, económico y tecnológico, logrado por el Estado Plurinacional de Bolivia en los últimos años de gobierno, se crean grandes, medianas y pequeñas empresas. Situación que trae consigo en el proceso de incorporación de nuevos trabajadores a distintos procesos productivos de generación de productos o servicios, asimismo la exposición de estos a distintas situaciones de riesgo ocupacional, produciendo de esta manera accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales.

El principal marco normativo Boliviano en temática de Seguridad y Salud Ocupacional (SySO) es la Ley General de Higiene, Seguridad Ocupacional y Bienestar de 01 de mayo de 1979, sin embargo se cuenta de igual manera con el Decreto Supremo N° 2936 – Reglamento de Seguridad en la Construcción de 05 de octubre de 2016, que fue elaborado en consenso entre el Ministerio de Trabajo, la Confederación Sindical de Trabajadores en Construcción de Bolivia y la Cámara Boliviana de la Construcción.

Asimismo, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social aprobó 8 Normas Técnicas de Seguridad (NTS), con Resolución Ministerial N° 387/17 de 17 de mayo de 2017. Las mismas aplican a todas las empresas del sector de la construcción así como las determinadas en el artículo 3 de la Ley General de Higiene, Seguridad Ocupacional y Bienestar. Las mencionadas normas son de cumplimiento obligatorio.